Opinión »

Los sueños de los argentinos encadenados a la imprevisibilidad financiera.

22 mayo 2022 - 10:41

El Dr. Gabriel Ruíz, abogado, reflexiona acerca de una realidad que vivimos los argentinos.

Qué argentino no sueña con el 0km o con  tener la casa propia; es parte del derecho natural de las personas progresar, invertir los sueldos en algo sustancial, más si me lleva al auto de mis sueños o a la casita que con esfuerzo se paga mes a mes.

Cuando pensamos en entrar en un plan, ponemos en la balanza otros aspectos como ¿Qué pasa si pierdo el trabajo? o ¿en qué número de cuota me asignaran el bien? Pero a pesar de todo eso, como somos argentinos, le ponemos buena fe a todo y nos tiramos a la pileta, previo persignarnos.

Entonces me ofrecen un plan para “pequeños ahorristas” que arranca en una cuota que entusiasma, para luego ver que la cuota vuela como en una alfombra mágica, para equipararse al 60 / 70% del sueldo dejándonos en esta encrucijada: si pago no como y si no pago pierdo todo.  Terminamos optando por la segunda opción dando así una puñalada a nuestros sueños.

Lo mismo ocurre con los créditos UVA, a los que por lo menos el Estado hace variar el monto de actualización primariamente en dólares a coeficientes que salen a su gusto y placer.

Hay un organismo en nuestro país al que se lo conoce más por sus siglas “IGJ” que por su nombre extendido INSPECCION GENERAL DE JUSTICIA, organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, tiene la función de fiscalizar a las sociedades por acciones, por ejemplo, LAS DE AHORRO CON FINES DETERMINADOS.

A mi entender, no parece que cumplen acabadamente su función por que los valores de las cuotas se dispararon exponencialmente sin mucho fundamento,  cuando les conviene te cambian el modelo y vuelven a aumentar la cuota y así una larga cadena de situaciones.

Por ejemplo, el que tuvo la suerte de sacar el modelo de auto elegido en los primeros sorteos,  luego tendrá que sufrir el tener que pagar la cuota de un auto de línea más nueva del que a él le entregaron ¿Por qué?

Y esto pasa a ser un mero efecto secundario, cuando el problema se radica en la imposibilidad de pagar la cuota y encima te encajan un juicio.

La semana pasada usé una frase que hasta me sonó mesiánica: ¡ALEGRAOS!

El Código Civil y Comercial de nuestro país, faculta a los Jueces a equilibrar situaciones con desbalances.  Por supuesto que se deben probar los mismos pero en los casos de los autoahorros no resulta muy difícil demostrar que se abusan de un contrato de ADHESIÓN, y que manejan a su antojo los numeritos de las cuotas.

Por eso antes de regalar tus sueños, consultá con tu profesional del derecho de confianza, y que te asesore sobre lo que se puede hacer. NO TE ENTREGUES TAN FACILMENTE.   Justamente porque SOMOS ARGENTINOS.

Abogado, Gabriel Rogelio Ruíz.

DNI 13.882.875

Lee la columna anterior de Ruiz:

Comentarios:

Más noticias de Opinión:





Puerto
deshopping
tendencia
mily