Opinión »

Dark Vader está tramando el regreso…

17 octubre 2020 - 14:43

La pandemia; el procesamiento de funcionarios; un crimen estremecedor; el dedo acusador de la sociedad y otros hechos que convierten a San Nicolás en un digno libreto de Hollywood.

El gobierno en la Estrella de la Muerte está desorientado. No se puede sobreponer a la dilapidación de la Fase 5. Hace 15 días atrás las propias autoridades sanitarias bonaerenses hicieron retroceder dos casilleros en la Liga Interplanetaria. Están a una fecha de irse al descenso. Un golpe de realidad que terminó con el Principado de los Tíos, primos y sobrinos. Atrás quedaron las empresas de marketing e Imagen que organizaban la promo de una ciudad que creyó que se había resarcido la pobreza y la miseria. Sin embargo, o con embargo, la muerte y una pandemia descubrió la cara de una administración que camina por el ring grogui pidiendo que suene la campana. La Resistencia está oliendo que empieza perder brillo las luces. Empiezan a aparecer las sombras largas y la Resistencia está en busca de un Jedi que, hasta el momento, no aparece.

En los túneles y en los arrabales de la Estrella; ya se habla del regreso de Dark Vader.

Karay Tataendy, de la comunidad Jasy Porã en las afueras de Iguazú asegura que para para vivir mejor la humanidad necesita mejor agua; aire limpio y tierra que no esté contaminada. Y grandes espacios que no solo aseguren el desarrollo de la naturaleza sino la libertad de los seres humano.



Las aguas grises

El que es baqueano en el río sabe y conoce los toponimios, sabe que hay un lugar que se llama “Las Aguas Negras”. Esta semana a la carta náutica hay que agregarle un nuevo espacio en el Arroyo Yaguarón “Las Aguas Grises”. ¿Por qué grises? Porque el agua de la pileta de tratamiento, por esas cosas que tiene la química se tornó gris; y la tiraron al río.

Venimos escribiendo que la Planta Potabilizadora de la Zona Norte no está funcionando en forma óptima. Con su famoso “by pass” que elude el tratamiento de potabilización; los fines de semana se tiran crudos los barros cloacales.

Parece ser que el profesor Neurus y sus secuaces lo único que quieren desde el Municipio es decir que tienen dos plantas potabilizadoras pero como el ahorro es estricto; no funcionan como tales. Los nicoleños ya conocen el latiguillo del ahorro para atentar contra los servicios y la salud; y por el otro lado vemos como son allanados sus domicilios y sus estudios contables por enriquecimiento ilícito y lavado…que proviene del ahorro.



Cuando personas sin preparación se dedican a la política y luego se dedican a la función pública, el riesgo inevitable es que tomen malas decisiones o peor aún: decisiones en dirección contraria a las necesidades del país.

¿La sangre no te dice nada? ¿Este horrendo crimen no te hace leer más allá de la indignación legítima? No se te ocurre por ejemplo que, en esta ciudad no hay un servicio psiquiátrico con internación para indigentes. Si se te ocurre el autódromo y el estadio; pero no una clínica; y eso que venís de la salud, para enfermos mentales. Te lo digo cortito y al pie: para ser loco en San Nicolás tenés que tener plata. No se te ocurrió expropiar una casa con 400 metros cuadrados cubiertos y parque; ir a La Plata y gestionar 20 sueldos para director psiquiátrico y personal especializado. Me parece que ni siquiera lo pensaste porque eso te haría enfrentarte con una realidad: carecemos de internación psiquiátrica de calidad para los que no tienen dinero.

Así de fácil, mirá que rápido aprobaste la futura privatización del agua. Presentas proyecto, levantan las manos y ya está. Como cuando te quedas con los campos de la familia Lassalle o con los terrenos de los herederos del batallón. Viste que sabés. De la misma forma…no hay que inventar nada.



En San Nicolás además de la pandemia y de un intendente procesado tenemos un destripador. Somos una serie de Netflix. O varias. (El dibujante…para que vean que no solo es un objeto gráfico)

Caza de brujas…

Sábado a la mañana…muy temprano

  • Hola…te llamo para decirte que agarramos al asesino de Donato.
  • ¿Dónde lo agarraron a Ceballos?
  • ¿Quién es Ceballos?
  • El de la foto en las redes…que durante dos días viralizaron la foto. Matías Ceballos.
  • ¡No sé quién es? Matías Ceballos ni siquiera esta mencionado en las actuaciones. Pero no te calentés, la gente es así.
  • Pero lo que pasa que no hablo de la gente nada más; lo repitieron los periodistas.
  • Y viste… son como Mirta Legrand…la gente dice y les parece que es verdad (eso dice un oficial de la Bonaerense). A veces son peor que nosotros (dice con aire de autocrítica). Pero vamos a lo importante… lo agarramos en 48 horas.
  • Pero más vale que estén seguros porque sino estamos en la misma que Ceballos.
  • No pasa nada. Mañana ya se olvidan de todo. Bueno eso te quería decir lo agarramos. Te mando un abrazo.
  • Gracias …

Y lo peor es que tiene razón. A Ceballos lo arruinaron los “jueces de oficio” que están más apurados en repetir una mentira que en comprobar la verdad.



Como sea, en el devenir de las instituciones occidentales y la relación asimétricas con los sujetos y la población (indistintamente del contexto disciplinario o de control), los enunciados de verdad se conforman, según lectura foucaultiana, como regímenes que sedimenta un orden social y político específico, mediante el manejo, disciplinamiento y control de las conductas de los sujetos.

Parafraseando a Scalabrini Ortiz “Era el subsuelo de la patria sublevado”. Venían con una bandera argentina al frente y estaban decididos a mostrarles al poder, que en ese tiempo estaban los abuelos miserables de estos mismos nietos, que estaban enojados porque está preso el coronel. Son los obreros de la fábrica textil de La Emilia. Vienen caminando al centro de la ciudad y pasean su bronca porque alguien había escrito en un pizarrón con tiza: que el aguinaldo se los pague Perón – me cuenta el Negro Ducca en una entrevista. “Nosotros los de La Emilia hicimos e 17 de octubre acá” porque “los Córdoba nos explotaban y no reconocían los derechos. La Emilia hizo el 17 de octubre…nosotros fuimos al centro y pedimos por la libertad del Coronel. Que no te cuenten otra historia…te cuento porque yo vine caminando con los compañeros”- dijo con 105 años y tomando un fernet.

“Eran los hombres que están solos y esperan que iniciaban sus tareas de reivindicación. El espíritu de la tierra estaba presente como nunca creí verlo.» Raúl Scalabrini Ortiz.


Comentarios:

Más noticias de Opinión: