sociedad »

Un mes sin Maikol Sandoval

31 enero 2018 - 15:09

La familia sumergida en el dolor, contó sus dudas, apreciaciones y esperanzas luego de la muerte del joven, además de denunciar irregularidades

El 19 de noviembre del 2017 a las 5.30 horas, la vida de la familia Sandoval cambió radicalmente.

En la esquina de calle Nación y Avenida Savio, Maikol fue embestido por un Fiat Uno 0 Kilometro que, según testigos, iba a gran velocidad y cruzó el semáforo en rojo.

Maikol iba a encontrarse con un grupo de amigos a dos cuadras del lugar a bordo de su moto Gilera 150 cc. Transitaba por calle Nación sentido el río- las vías, el semáforo le dio verde, por ello cruzó para doblar por avenida Savio sentido a calle Pellegrini.

A gran velocidad y, obviando la luz roja del semáforo, conducía su vehículo Julián Teissere, quién embistió con su auto a Maikol.

  • Jualian Teissere está imputado bajo el Art. 84 bis del CP: “Será reprimido con prisión de dos (2) a cinco (5) años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco (5) a diez (10) años el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte.
  • Julián Teissere, el acusado

La joven vida del chico voló varios metros, estalló contra la pared de un negocio de autos, pero no terminó, había esperanzas, Maikol aún respiraba.

Testigos del siniestro declararon lo ocurrido, contaron como vieron a Maikol esperar por Nación a que le de la luz verde para cruzar, vieron como el Fiat Uno 0 km transitaba a gran velocidad por la avenida y no se detuvo ante la luz roja.

De hecho, una de las personas presentes que pudo ver lo ocurrido declaró que dijo en el momento “Lo va a matar”. No sucedió en el acto, Maikol fue internado con vida pero inconsciente en el sector de terapia intensiva del hospital San Felipe, lugar de donde debía ser trasladado para evitar complicaciones, pero no ocurrió debido a que el amparo que tenía que ser firmado por un juez no llegó, tardó 20 días.

Maikol trabajaba de albañil junto a su padre y su hermano, quienes hasta hoy no pudieron volver a ingresar a la obra que compartían con el chico debido a que les hace mucho daño. No tenía novia, no quería aun ningún compromiso serio con ninguna chica, soñaba con ser soldado voluntario, de hecho, había comenzado los trámites para lograrlo.

Durante su internación, hubo momentos en que la familia se vio esperanzada, debido a que Maikol apretaba los dedos de quien se encontraba con él para indicar quien quería que entre a verlo. Un dedo mamá, dos dedos papá, y así.

Sobrevivió hasta el 30 de diciembre de 2017, poco más de un mes de su accidente.

Ayer, a un mes de su fallecimiento, se realizó la segunda marcha organizada por su familia para reclamar justicia. “Julián Teisseire tiene que estar preso, es un asesino”, es lo que dice la familia del chico fallecido. Quienes además denuncian un sinfín de irregularidades, como la falta de control de alcoholemia a Teissere, la ausencia de registros fílmicos Municipales como privados del momento, entre otras.

Prensa Libre SN, dialogó con la familia Sandoval sobre lo ocurrido, por lo desprendido allí se hicieron algunas averiguaciones que ponen al descubierto las falencias de las instituciones estatales. Por ejemplo, a Teissere no se le hizo un control de alcoholemia en el momento, debido a que no había medico de policía, resultó sospechoso, pero es verdad.

Cronistas de éste medio entrevistaron a una fuente judicial que indicó que los médicos de la fuerza no están todos los días, de hecho, de ahí surgió otra duda. ¿Qué pasa si una mujer es violada y no hay medico en el momento? ¿Se pierden las pruebas genéticas que puedan haber quedado? ¿No es responsabilidad de los médicos del hospital hacer las pruebas pertinentes si el médico de policía no está? ¿No les caben a los profesionales de la salud pública los deberes de un funcionario público? En fin.

Tiempo atrás, antes de realizarse la primera marcha para exigir justicia por Maikol, mujeres y menores de su familia se dedicaron a pegar carteles en las inmediaciones de la casa de Teissere convocando a la actividad. Según denuncian, “Teisseire llamó a la policía por lo que un móvil del GAD llegó al lugar en contra mano, un efectivo descendió y apuntó a los varones, menores ellos, con un arma exigiendo que se retiren del lugar”.

Según expresó la familia Sandoval, solo estaban haciendo una pegatina en postes de la zona y eran todas mujeres acompañadas por sus hijos, no hacían disturbios ni ruidos y habían pedido autorización a algunos vecinos para realizar dicha actividad.

Familiares contaron a los cronistas de Prensa Libre SN que Teisseire, tiene un antecedente de accidente previo, ciertamente, por lo que los periodistas averiguaron, data del 19 de septiembre del año 2011, en aquella oportunidad, la caratula fue «lesiones leves» y no se instó acción penal en la causa número 8723/11 tramitada en la UFI Nº 4. También se mostraron preocupados por los rumores que indican que Julián Teisseire entraría a trabajar en tribunales, ese dato no pudo ser corroborado por éste medio.

Un abogado penalista consultado, expresó que habría dos agravantes en el choque, uno sería el semáforo en rojo y el otro, si se le hubiera practicado a Teissere el análisis de alcoholemia y hubiese dado positivo. Lo segundo, nunca se sabrá.

Maikol escribía en su perfil de facebook el 19 de abril de 2017:

“Padre Nuestro Que Estás En Lo Cielo…No Permitas Que Me Sorprendan Por La Espalda No Permitas Que Mi Muerte Sea Violenta No Permitas Que Mi Sangre Se Derrame Amén…”

Comentarios:

Más noticias de sociedad: