Política »

Reclamo de trabajadores de la salud.

6 agosto 2020 - 08:10

Hoy habrá protestas de Cicop en todo el país. En San Nicolás también.

En el último congreso de Cicop se decidió que hoy jueves 6 de agosto se hará una jornada nacional de protestas, cortes y otras medidas para visibilizar los reclamos de los trabajadores de la salud. En hospitales y centros de salud de todo el país habrá diferentes medidas.

En San Nicolás el gremio optó por una concentración a las 10 de la mañana en el hospital San Felipe (calle Olleros), reclamando por las paritarias “incumplidas por el ministerio”.



El gremio plantea en su última circular:

Paritaria, una deuda del Gobierno

En el contexto actual, el sistema de Salud comienza a padecer las consecuencias del crecimiento de los contagios, con algunos indicios de saturación muy preocupantes. El incremento de camas y el suministro de insumos para conformar los equipos de protección personal no fueron acompañados por una incorporación concomitante de personal, conformando su déficit un verdadero cuello de botella muy difícil de revertir en esta etapa. A las consabidas necesidades, manifestadas recurrentemente por nuestro sindicato a lo largo del tiempo, se suman las salidas de numerosxs trabajadorxs de la tarea debido a contagios y aislamientos por contactos estrechos.



A partir de esta situación, se ha tornado controvertido definir el nivel de ocupación de los lugares disponibles en los efectores, teniendo en cuenta que, a nuestro criterio, tal disponibilidad debe ser considerada a expensas de contar con todos los elementos para la asistencia, incluyendo el recurso más vital: el personal formado de manera adecuada para brindar el cuidado que se requiere de acuerdo a la complejidad de cada paciente. En una recopilación de información en muchos establecimientos del conurbano durante el fin de semana, hemos registrado un porcentaje de ocupación de camas críticas superior al 80 por ciento, llegando en varios casos a la utilización de su totalidad.



El Ministerio de Salud informó que, al 27 de julio y desde el inicio de la pandemia, 7.581 trabajadorxs de la Salud han dado positivo para Covid-19 en la provincia de Buenos Aires. Tenemos unxs 1.500 infectdxs más en sólo una semana. La suma a nivel nacional ronda los 13.000, componiendo una situación alarmante. Con equipos diezmados, salarios misérrimos y condiciones laborales muy deficientes, será imposible que se resuelva exitosamente el panorama que tenemos por delante. Y la cuestión no se solucionará presionando para colocar más camas en los sectores críticos sin incrementar de una manera similar la planta de personal sanitario.



La escasez de trabajadorxs viene de larga data. Antes del comienzo de la pandemia, CICOP planteaba que faltaban no menos de 2.000 nuevos profesionales para completar los planteles necesarios. Las políticas erráticas en recursos humanos desde hace mucho tiempo han provocado que haya dejado de ser atractivo ingresar o permanecer en el sistema provincial, a pesar de todos sus valores. Los bajos salarios encabezan esta problemática, con sueldos que en su gran mayoría están por debajo de la línea de referencia que plantea la canasta básica de ATE/INDEC, unos $ 69.400 según su última publicación. Los 46.800 pesos de salario inicial no resultan seductores ni mucho menos.



En la última convocatoria ministerial del mes de marzo, ingresaron poco más de 1.900 trabajadorxs al sistema sanitario, de los cuales 650 pertenecen a la Ley 10.471. Más allá de que aún no han cobrado – el Gobierno aseguró que lo harán con los salarios de julio -, es una inyección que debe continuar. Para ello, se requiere la decisión de ampliar los cargos disponibles, incorporándolos en el nuevo presupuesto 2020 aún no debatido, evitando así el retorno a formas de ingreso precarias que ya padecimos años atrás y que costó mucho resolver. Deben incorporarse la totalidad de lxs residentes que terminan su formación de post-grado en breve, así como todxs aquellxs que se postulen y cubran las necesidades actuales.



Estas cuestiones, centrales en nuestros reclamos, debieran ser parte de la discusión en una paritaria que el Gobierno provincial ha decidido no convocar, incumpliendo el acuerdo alcanzado en abril. Además, la persistencia del retraso en designaciones de cargos y funciones que lleva años, la falta de pago de la asignación estímulo de $ 20.000 para lxs trabajadorxs del primer nivel de atención, salud mental y adicciones, la ausencia de avances en el reglamento para las residencias – así como la indefinición ante el reclamo del sector de no llevar a cabo la evaluación de promoción en función de la situación actual -, la no continuidad del abordaje de nuestra situación previsional, son, entre otros, motivos más que suficientes para la decisión de convocar a la Jornada de Lucha del próximo jueves 6”.

Comentarios:

Más noticias de Política: