sociedad »

Exclusivo: Entrevista a la esposa de Garfagnoli

15 marzo 2018 - 15:50

El medio día del miércoles 14 del corriente, periodistas de Prensa Libre SN, dialogaron con Lorena Dinapoli, viuda de Mauro Garfagnoli, asesinado el sábado último en barrio Coviccos, en manos de una oficial de la policía local.

El sábado último, 10 de marzo, Mauro Garfagnoli murió a raíz de haber recibido un impacto de bala con una pistola 9 milímetros, por la espalda. Judicialmente está imputada de “Homicidio” la Oficial de la Policía Local, Brenda Gasparri.

Garfagnoli se hallaba prófugo por haber evadido un régimen “abierto” de prisión del penal de Baradero, por un hecho de robo agravado.

Lorena Dinapoli, de 43 años de edad, viuda de Garfagnoli, testigo presencial, contó lo que vivió al momento del asesinato de su marido, con quien estaba casada desde hace 7 años. En dialogo exclusivo con Prensa Libre SN expresaba:

“Es verdad, estuvo detenido por robo como todos dicen, él tenía una mala vida, yo no voy a ocultar nada, ocho años estuvo preso, era repostero, tenía que salir porque hacía tortas para eventos por fuera de la cárcel.  Lo ayudé a rehabilitarse, era un hombre muy bueno que ya estaba apto para la sociedad”, decía Dinapoli a los periodistas en medio de la entrevista que se le hizo el día miércoles 14 en su casa.

Angustiada por la situación, dirige preguntas hacía la sociedad: “¿Usted está libre de algo?, nadie está libre de nada”, haciendo referencia a los comentarios de redes sociales que “se alegran por la muerte de su marido”.

“Mauro tenía la ilusión de salir y ponernos una panadería, arrancar de a poco, él fabricando y yo ocupándome de la venta, era muy buen repostero, esa era su mayor ilusión para cuando saliera. Se encontraba detenido bajo un régimen abierto en Baradero, podía salir a trabajar, a comprar, tener teléfono celular. El quería disfrutar de la familia”.

“Faltaba desde la unidad de Baradero desde el 8 de febrero y le restaba un año para salir”, expresaba Dinapoli sobre su marido fallecido.

“Mauro jamás mató ni hirió, jamás violó a ninguna persona, tuvo sus errores pero había cambiado” “El delinquió, pero no deja de ser un ser humano”

  • La noche del asesinato

“Veníamos caminando para cruzar la avenida (Pte. Perón) con una bolsita, dos panes, dos cigarrillos sueltos y un matecocido, un vecino le había dado plata para comprar cigarros y él prefirió comprar para comer, no tenía plata, en el bolsillo le encontraron 12 pesos que le quedaban de vuelto”.

“Vimos que estaba el patrullero ahí, mientras seguíamos caminando charlamos y quedamos que se iba a entregar, le faltaba poco y Dios lo iba a proteger, se ve que se asustó por como actuó la policía (haciendo referencia a Gasparri) y por eso intentó escaparse”.

“Nos tiran el patrullero encima, la señora (Por Gasparri) sacó el arma y la montó para tirar, yo me puse delante de él para cubrirlo, por eso me empujó para que no me diera el tiro a mí y me dijo ‘No amor no seas loca’, y como pudo con los clavos en las rodillas y su renguera, medio corrió hasta la casa del vecino donde Gasparri lo mató”.

  • Dinapoli y Garfagnoli habían pasado minutos antes por la puerta de la casa de éste vecino y el hombre saludó al prófugo porque lo conocía.

Lorena Dianapoli narra que el compañero de la oficial imputada de homicidio, le dijo a su colega en el momento que ésta monta el arma: “Vos estás loca…”

“Mauro corrió, atrás iba la oficial con el arma montada y apuntándolo, la llevaba con las dos manos a la pistola, atrás de ella iba yo y le gritaba no me lo mate, no me lo mate. Mauro se metió en la casa del vecino, había un montón de gente comiendo, muchos chicos, atrás de él se mete ella, tira una mesa donde estaban los chicos y los hace caer al piso, el otro policía no entró se quedó en el patrullero, creería que llamando refuerzos, no sé, bajó después cuando sintió el disparo. La oficial de policía le tira a nada de distancia, estaba re cerca de él, Mauro cae contra el tejido del vecino, ella se tira encima y lo esposa”.

La viuda se sigue preguntando sobre el proceder del efectivo: “¿A usted le parece justo que un policía monte el arma y salga corriendo detrás de una persona para poder matarlo?”

Lorena expresa que quería dar la entrevista para contar quién fue Mauro, como fueron las cosas y dejar en claro que su marido había cometido errores en la vida, había delinquido, sí, pero que había cambiado radicalmente su proceder y merecía una oportunidad.

La vida de Mauro Garfagnoli fue “complicada” desde pequeño, vivió en la isla desde muy chiquito con una familia que no era la suya, “lo querían mucho, se crió como pudo, vendía pescado para sobrevivir. De adolescente fue arrastrado a la delincuencia por personas mayores”. El Gringo, como le decían, “estuvo preso desde chico, desde los 18 años, no conocía la calle prácticamente”.

Padecía una discapacidad en las piernas por una “riña en el penal, le rompieron las rodillas los guardias, estaba rengo, casi no podía correr”, cuenta su viuda quien solicito la entrevista para “limpiar el nombre de su marido”, quien ya fue víctima desde chico y hoy es, para muchos, “un chorro menos”.

Lo cierto es que el trabajo del policía no es matar, al contrario, el objetivo principal es el cumplimiento de las leyes y poner a disposición de la justicia a las personas que no las cumplan.

La Policía Local, fue creada como fuerza de prevención. Desde los procedimientos policiales, hasta el código penal, en este hecho, el accionar de los agentes de seguridad fue equivocado. Qué los lleva a reaccionar de esta manera es tema de análisis desde el momento de la instrucción.

Como siempre, los jefes directos y los políticos, desaparecen. Muy pocas personas recuerdan que el comisario Ayala, el subcomisario Cepeda (cuestionados y denunciados por distintos actos de corrupción, resabios de la Bonaerense), son los que dirigen esta naciente institución y, que el Intendente Municipal es el jefe político.

Dos familias nicoleñas destrozadas, jefes policiales solo interesados en el dinero que pueden obtener del combustible y de usar a nuestros policías para cuidar negocios que pagan. Comerciantes cómplices, concejales, fiscales, jueces y funcionarios que miran para otro lado, mientras dos familias jamás se recuperarán, ni se encontrarán.

Mientras una joven esta en calabozo y otro joven esta bajo tierra, mientras la comunidad se sigue dividiendo, mientras…

Nota relacionada:

Pedirán la detención de Brenda Gasparri, acusada de matar a Garfagnoli

Comentarios:

Más noticias de sociedad: