Economía »

«Trabajadores pobres»: los sectores dónde los salarios pierden contra la inflación

3 abril 2022 - 17:41

Aunque el promedio general fue levemente positivo en 2021 para los trabajadores registrados, algunos sectores tuvieron ajustes salariales por debajo de la inflación y el shock inflacionario del primer trimestre amenaza a los gremios.

Según las frías estadísticas, los salarios del sector privado registrado lograron recuperar algo de poder adquisitivo en 2021. Sin embargo, la realidad no fue la misma para todas los sectores. Aunque el promedio general fue positivo, algunos sectores tuvieron ajustes salariales por debajo de la inflación y el shock inflacionario del primer trimestre amenaza a los gremios en este 2022.

Según las estadísticas oficiales que difunde el Ministerio de Trabajo, son cinco los rubros económicos que no pudieron ganar la carrera contra los precios en el último periodo. El sector de pesca fue el que peor números arrojó. En diciembre de 2020 los trabajadores de esa actividad ganaban en promedio $ 188.801 netos y el último balance mostró que su sueldo medio era de $ 228.474 (21% de ajuste contra 50,9% de inflación).

También sucedió lo mismo con la “intermediación financiera”. Los trabajadores de ese rubro tuvieron una suba del 47,5% a lo largo del año (quedaron 3,4 puntos por debajo), pero sus ingresos -$ 170.141 netos en diciembre de 2021- se encuentran por encima del promedio general, que fue de $ 92.079 en el último mes del año pasado.

Por su parte, los trabajadores privados registrados de la construcción ganaban $ 44.422 netos en diciembre de 2020 y pasaron a cobrar $ 65.745 en el último mes de 2021. Así, tuvieron un incremento del 48% anualizado, que los dejó 2,9 puntos por debajo de la inflación de ese período. 

Otro sector que registró una pérdida de poder adquisitivo fue la de “comercio y reparaciones”. En 2021 cerraron una suba del 48,4% -pasaron de $ 52.676 a $ 78.235- y perdieron por 2,4 puntos frente al IPC.

A su vez, los empleados de “suministro de electricidad, gas y agua” quedaron 1,7 puntos por debajo de la inflación, tras alcanzar un aumento del 49,2% en todo 2021.

La inflación se come los salarios

El índice de precios al consumidor registró un incremento de 4,7 % en febrero pasado y de esta manera la inflación minorista acumuló una suba del 8,8 % en el primer bimestre del año y del 52,8% en los últimos doce meses. Con las primeras cifras que arrojó marzo, se espera que la inflación mensual sea incluso superior, con foco en alimentos. En este contexto, los gremios comienzan a discutir las paritarias 2022

Dese el Gobierno, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, adelantó que las paritarias iniciarán con 40% de incremento y tendrán reaperturas en caso de ser necesario. Tanto desde ATE, como los metalúrgicos, o los aceiteros son algunos de los gremios que ya expresaron que ante el alza de precios podría haber una revisión que garantice superar al índice inflacionario. 

Estas son las paritarias aún vigentes

AYSA: 45% en tres tramos.

Docentes de universidades nacionales: 41% en tres tramos.

Aceiteros: 63% hasta agosto.

Unión Obrera Metalúrgica (UOM): 45% en tres tramos.

Docentes: 45,4% en tres tramos.

Ferroviarios: 52% en seis tramos (revisión paritaria).

Sindicato Único de Trabajadores del Peaje: 58% (revisión paritaria). 

Frutihortícolas de la UATRE:  53,25%.

Estatales: 54% en siete tramos (revisión de paritarias).

Federación de Educadores Bonaerense (FEB): 42 por ciento hasta septiembre.

Mal arranque del año

Los salarios no crecieron en términos reales durante enero de 2022. La suba del 3,8% nominal en dicho mes quedó levemente por debajo de la suba de precios en el mismo período. Por su parte, los salarios del sector privado sí lograron crecer en términos reales. El aumento nominal del 4,6% les permitió ganar en enero un 0,7% de poder de compra.

En la comparación interanual, en términos reales, se encuentran 3,7% por encima del mismo mes del 2021, y respecto a finales de 2019, el valor supera en 2,2 puntos porcentuales.

En tanto, el salario de empleos no-registrado fue el que peor le fue en enero, perdiendo 1,3% de su poder de compra. Vale recordar que este segmento viene siendo el más afectado en los últimos años: hoy se encuentra 6,6% real por debajo de enero de 2021 y 6,2% por debajo de diciembre de 2019. 

De esta manera, el saldo salarial real del primer mes del año fue neutral, pero con serias asimetrías. Solo a nivel interanual, los trabajadores registrados lograron compensar con un mayor poder de compra lo que perdieron los asalariados públicos y, en mayor medida, los no-registrados. 

Existen factores estructurales que explican las diferencias entre las distintas actividades. Desde la perspectiva empresarial, hay ramas que tienen una perspectiva de largo plazo y brindan salarios más altos porque escalas de productividad y rentabilidad. Sin embargo, desde los sectores sindicales más combativos se habla de ganancias siderales y salarios de miseria ante el avance inflacionario.

A raíz del empobrecimiento de los asalariados formales, el gobierno, la CGT y la UIA acordaron institucionalizar una mesa tripartita de trabajo para tomar «medidas y coordinar acciones que permitan enfrentar de manera más efectiva el problema de la inflación, en particular en lo atinente al acceso a los bienes y servicios básicos». El anuncio se conoció tras la reunión de la que participaron los ministros de Economía, Trabajo y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán, Claudio Moroni y Matías Kulfas.

Además, estuvieron el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, el secretario de la entidad, Miguel Ángel Rodríguez, y el director Ejecutivo Diego Coatz; mientras que en representación del sector sindical asistieron los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y el secretario general adjunto de la entidad, Andrés Rodríguez.

El encuentro se produjo luego de una convocatoria formulada por el presidente Alberto Fernández para establecer una mesa de diálogo y concertación social, que tienda a fortalecer la reactivación económica de manera articulada con la creación de empleos y la mejora en los ingresos reales de la población.

El objetivo del encuentro fue poner en común los puntos de acuerdo entre los sectores sobre la necesidad de afrontar el súbito aumento de precios y sus efectos en el poder adquisitivo de la población, así como del funcionamiento general de la economía, y avanzar en un esquema de futuras reuniones que involucren a más actores para llevar propuestas y soluciones a este problema, según el documento refrendado esta noche por ministros, empresarios y sindicalistas.

Comentarios:

Más noticias de Economía:






Puerto
Beauty Rent
deshopping