Policiales »

Secuestro de sustancias prohibidas y varias detenciones en Virgen de Luján y 17 de Octubre.

27 junio 2017 - 09:12

La Fiscalía 1 y la Policía Federal, de acuerdo a investigaciones, allanaron lugares donde se vendía droga al menudeo.

Las diligencias comenzaron en la madrugada del sábado 24 en tres objetivos.

Se trata de domicilios particulares del Barrio Virgen del Luján y 17 de Octubre y fueron otorgados por el Juzgado de Garantías N°: 3°, a cargo de la Jueza María Eugenia Maiztegui.

El pedido de la Agente Fiscal Dra. María Verónica Marcantonio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N°: 1°, tematizada en estupefacientes, lo llevaron a cabo con personal judicial y de la Policía Federal Argentina, Delegación San Nicolás.

Tras una serie de datos que aportaron vecinos y que sustanciaron con tareas de inteligencia, , se probó que en el domicilio ubicado en casa 129 bis, grupo 12 del Barrio 17 de Octubre y en los domicilios de calle Gutiérrez al 1000, uno de ellos, entre Sargento Cabral y Ponce de León y el otro entre Sargento Cabral y Segundo Sombra, se comercializaban estupefacientes al menudeo por parte de sus moradores.

La investigación se inició, hace un mes atrás, cuando a la Fiscalía se acercaron vecinos a poner en conocimiento de la Justicia, que en dichos domicilios durante los fines de semana, era incesante el arribo de jóvenes que llegaban a bordo de remises, otros caminando y algunos en motos, todos con el mismo fin, comprar drogas.

Además que la proximidad de esos kioscos de drogas influían en la delincuencia que se generaba en la zona y aumentaban la conflictividad de hechos de violencia.

Las tareas de investigación de Policía Federal y el resultado exitoso que arrojó la medida judicial, tras secuestrar en poder de los investigados, y del interior de un domicilio, veintinueve y en otro, siete envoltorios individuales, conteniendo cocaína fraccionada y dispuesta para su inmediata comercialización. Además de elementos utilizados para fraccionar y estirar y acondicionar la droga, que confirmaron los dichos de los denunciantes anónimos.

En tal sentido, el Dr. Gustavo Telesco, Ayudante Fiscal en materia de Estupefacientes, que se encontraba al momento de ejecutar los allanamientos, indicó que » el incremento en la percepción de los vecinos, sobre la existencia de drogas en su barrio, ha aumentado en los últimos tiempos, circunstancia que nos obliga desde la U.F.I. 1°, a profundizar las investigaciones y verificar esos rumores que de tan reiterados se tornan verdades».

Al logra secuestrar en los domicilios investigados drogas fraccionadas y elementos que permitieron a la Dra. María Verónica Marcantonio, acreditar el comercio ilícito de drogas por parte de los investigados, quedaron aprehendidos a disposición de la justicia, Claudia Pereyra y José Esteban Suárez, quienes en la mañana del día sábado, fueron indagados judicialmente por la Señora Fiscal, en orden a los delitos de » Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización», conforme lo dispuesto por el Art. 5 inc. c de la Ley 23.737.

Tras las indagatorias se estableció que se trataba de una red vecinal de venta de cocaína al menudeo. Se detectó que a una distancia de una cuadra de por medio, dos familias no conectadas entre sí, no dudaron en vincularse al delito, y hacer del mismo un modo de vida. Esto debido a la demanda de drogas por parte de los consumidores, aumentado con su actividad ilícita, y haciendo creciente la marginalidad en esos sectores vulnerables de la sociedad.

Como ejemplo el caso de una de las detenidos en éste procedimiento, una joven abuela de 40 años, con ochos hijos y varios nietos a su cargo.

Otra vez la rapidez en que actúo la justicia, entre el momento que se recepcionó la denuncia anónima, y la realización de la investigación, que devino en el allanamiento y detención de sus responsables, estuvo acompañada de una destacada labor profesional mixta entre funcionarios judiciales y Policía Federal. El trabajo responsable y profesional demuestra que están altamente capacitados en la faz operativa.

Circunstancias particulares del barrio favorecen la realización de este tipo de delitos e inhiben la posibilidad de ser detectados por la policía. Entran en juego como condiciones adversas la ubicación geográfica del lugar de ventas y la forma en que el acto delictivo se lleva a cabo.

El kiosco estaba a oscuras, detrás de un árbol, en el interior de una casa. Sin embargo se pudieron comprobar las “transas” y se pudo irrumpir con resultado positivo.

Comentarios:

Más noticias de Policiales: