sociedad »

Política, secretos y ¿sexo consentido o agresión sexual?

7 mayo 2022 - 19:26

Una miniserie ideal para la noche del sábado.

Si te quedas en casa esta noche, esta miniserie de 6 capítulos es  ideal para hacerte compañía. Hombre o mujer, la trama de “Anatomía de un escándalo” seguro te va a atrapar.

El nuevo thriller de Netflix “Anatomía de un escándalo” se adentra en las zonas grises del «él dijo, ella dijo», con el telón de fondo del clasismo británico contemporáneo. Cuando se descubre que el elegante diputado conservador James Whitehouse (Rupert Friend) ha estado engañando a su amada esposa Sophie (Sienna Miller) con una subordinada llamada Olivia Lytton (Naomi Scott), es un escándalo. Sin embargo, cuando Olivia acusa a su antiguo amante de violación, el asunto se convierte en algo explosivo. La abogada Kate Woodcroft (Michelle Dockery) tiene el dudoso honor de llevar el caso. Lo que nadie sabe, sin embargo, es que la ambiciosa Kate podría tener sus propias razones personales para ir tras Whitehouse…

Basada en la novela más vendida de la periodista británica Sarah Vaughan, Anatomía de un escándalo combina titulares de prensa con algunos giros verdaderamente extraños. La serie está ambientada en la Inglaterra contemporánea, posterior al #MeToo, en la que la sociedad todavía está lidiando con qué comportamiento sexual se cruza la línea. Está claro que es malo que James Whitehouse tuviera una aventura consentida con una empleada, pero se considera perdonable. Sin embargo, la idea de que haya agredido sexualmente a esa misma persona es lo que se puede reprochar. El problema es que James insiste en que el encuentro fue consentido. La zona gris es, por tanto, explorar en qué momento el consentimiento es implícito, y cuándo es revocado.

¿Agredió James sexualmente a Olivia o fue la ex despechada la que intentó una burda forma de venganza? Mirala esta noche y enterate.

Comentarios:

Más noticias de sociedad:






Puerto
Beauty Rent
deshopping