Opinión »

Penalizar la pobreza

8 junio 2017 - 14:36

Claudia Segovia abrió la puerta de su casa a Prensa Libre SN

El domingo cuatro de junio una mujer y un hombre fueron detenidos en barrio San Francisco  por estar haciendo una conexión clandestina al tendido de la red eléctrica.

A los cronistas de la sección policiales de Prensa Libre SN les llamó la atención que en este acontecimiento hayan aprehendido a estas personas. Fueron trasladadas a la Comisaría Primera, donde les realizaron una minuciosa revisación, consistida en hacerlos desvestir completamente. Al electricista, quien había ido a ayudar a su vecina, le secuestraron una mochila con sus herramientas de trabajo y hasta el momento no logró que se las devuelvan.

El hecho que hayan sido detenidos, llamó la atención de la gerencia de la empresa EDEN, quienes además aclararon no tener nada que ver con este procedimiento, el cual no se ajusta a su política empresarial con respecto a los usuarios no registrados.

Claudia Segovia abrió la puerta de su casa a Prensa Libre SN, contó cómo viven ella y sus tres hijos (10, 8 y 6 años), uno de ellos, discapacitado. Expresó que apenas le alcanza para llegar a fin de mes, que está desocupada y que hace todo lo posible por los chicos.

La vivienda consta de una sola pieza de 3 por 3 metros que oficia de cocina, comedor y dormitorio. No posee conexión a la red de gas, cloacas, ni cable, ya que no tiene televisor y tampoco celular. El baño se encuentra adentro, “por suerte”, dijo Claudia. Una tela hace de puerta.  “Baño a los chicos con ollas que caliento en la cocina, ni calefón eléctrico usaba, lo único que tenemos son dos focos y la estufa, ni heladera, nada…”

Segovia contó que ese día se le estaban prendiendo fuego los cables, por eso buscó al electricista para que lo pudiera arreglar (hace más de seis años que tiene esta conexión irregular y que la vecina utiliza el pilar de Claudia como propio). Este tuvo que cortar la corriente de su domicilio y de la vecina. Esta situación enojó a la mujer de al lado y llamó a la policía. Cuando arribó el móvil del Comando de Patrullas, encuentra a Segovia y al electricista trabajando para reconectar el servicio a ambas casas. Lo que fue explicado al personal, pero de todas maneras, Claudia y el vecino fueron trasladados a la Comisaria.

Claudia Segovia es una de las tantas personas que padece la pobreza y que se encuentra de manera ilegal obteniendo este servicio básico y esencial para toda familia. Desde hace años viene pidiendo ayuda a distintos organismos oficiales como, Desarrollo Social de la Nación que funciona en el CIC (Centro Integrador Comunitario), a cargo del abogado Adolfo Suarez Erdaire y Acción Social de la Municipalidad, hasta ayer esperaba respuesta de alguno de ellos.

 

Comentarios:

Más noticias de Opinión: