Regionales »

Niño herido por un octogenario

3 noviembre 2017 - 15:42

Ocurrió en San Pedro, el anciano molesto porque se les había caído la pelota en su terreno disparó contra un grupo de niños, hiriendo al menor de 7 años en su mano. Está libre por falta de pruebas.

Un niño de 7 años fue herido de un tiro por un vecino que efectuó al menos tres disparos contra un grupo de chicos, aparentemente molesto porque se les había caído una pelota en un terreno lindero al suyo, en el Barrio San Francisco de la ciudad bonaerense de San Pedro, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.

Si bien el fiscal de la causa pidió la detención del acusado, de 83 años, por el delito de “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de guerra”, el juez de Garantías consideró que aún no hay pruebas suficientes y caratuló la causa como lesiones leves, por lo que el anciano permanece en libertad.

Ante esta situación, la madre del niño anunció que junto a vecinos y allegados realizará una marcha a la fiscalía de San Pedro para reclamar justicia porque está convencida de que el imputado “tiró a matar”.

El fiscal Hernán Granda explicó a Télam que el hecho ocurrió el lunes último por la tarde, en calles Mateo Sbert y Nieto de Torres, de San Pedro, en el norte de la provincia de Buenos Aires, donde un grupo de chicos jugaba a la pelota frente a la casa del anciano.

Al parecer, molesto porque la pelota cayó a un terreno baldío lindero al suyo, el hombre extrajo un arma de fuego y disparó hacia el grupo de chicos, dijeron los voceros.

Como consecuencia de los disparos, que fueron al menos tres, un niño de 7 años recibió un tiro en la mano derecha, por lo que fue trasladado rápidamente al hospital local, donde fue operado y ayer por la tarde permanecía internado, aunque fuera de peligro.

Según el fiscal, tras el hecho solicitó la detención del agresor al juez de Garantías de San Nicolás Orlando Prati, por el delito de tentativa de homicidio agravado, aunque éste lo rechazó por falta de pruebas.

“Considero que es un hombre peligroso, sino no hubiera pedido la detención”, aseguró Granda, quien indicó que se llevó a cabo un allanamiento en la casa del hombre en busca del arma utilizada aunque no fue encontrada.

No obstante, añadió, sí se secuestraron municiones de un arma calibre 38, el mismo con el que fue baleado el niño.

Asimismo, el fiscal aseguró que el niño “está fuera de peligro” pero tiene “una grave herida en la mano que le podría provocar inmovilidad”.

Sobre el acusado, el funcionario judicial dijo que no tiene antecedentes y que ordenó que sea sometido a peritajes médicos para determinar si fue consciente de la criminalidad de sus actos. Además, informó que continúa con diversas diligencias para reunir pruebas sobre su participación en el hecho.

“Tenemos el testimonio de la hermana del chico, el informe médico que dice que las lesiones son graves y no leves, y la declaración de la propia víctima”, señaló Granda.

Fuente: El Patagónico

Comentarios:

Más noticias de Regionales: