sociedad »

Muerte por ahogamiento.

15 noviembre 2022 - 18:58

Con la llegada del verano se incrementa el peligro de fallecer en un evento traumático de este tipo.

Un bebé de un año murió ahogado tras golpearse y caer en la pileta de una vivienda ubicada en la localidad de Los Hornos, partido bonaerense de La Plata. Este tipo de situaciones es, lamentablemente, más habitual de lo que se cree, sobre todo en verano: se calcula que en el mundo mueren cada año 236.000personas por ahogamiento.

Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), representan la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo y suponen un 7% de todas las muertes relacionadas con golpes.

El ahogamiento se define como el proceso de sufrir dificultades respiratorias por sumersión/inmersión en un líquido, con resultados que cabe clasificar entre: muerte, morbilidad y no morbilidad.

Según las estimaciones, en 2019 murieron 236.000 personas por ahogamiento, con lo que este se convierte en un grave problema de salud pública en todo el mundo. En 2019, los traumatismos en general supusieron casi un 8% de la mortalidad mundial total.

Todas las economías y regiones del mundo sufren mortalidad por ahogamiento y soportan la correspondiente carga. No obstante, hay otros factores:

  • el 90% de las muertes por ahogamiento no intencional se concentra en los países de ingresos bajos y medianos;
  • más de la mitad de los ahogamientos del mundo se producen en las regiones del Pacífico Occidental y de Asia Sudoriental de la OMS;
  • los índices de muerte por ahogamiento alcanzan su máximo en la Región del Pacífico Occidental, donde son 27 y 32 veces más elevados que en el Reino Unido o en Alemania, respectivamente.

Según el Informe mundial sobre los ahogamientos, la edad es uno de los principales factores de riesgo, vinculado en general a lapsos de inatención en la supervisión de un niño. A escala mundial, los índices de ahogamiento más elevados corresponden a los niños de 1 a 4 años de edad, seguidos de la franja de edad de 5 a 9 años. En la Región del Pacífico Occidental de la OMS los niños de entre 5 y 14 años de edad mueren más frecuentemente por ahogamiento que por cualquier otra causas.

Prevención

Hay muchas medidas que son útiles para prevenir los ahogamientos. El hecho de instalar barreras para controlar el acceso a masas de agua que supongan un peligro (p.ej. cubriendo pozos, erigiendo barreras con puertas o corralitos, vallando el perímetro de piscinas, etc.) o de eliminar por completo esas masas de agua reduce el nivel de riesgo y de exposición a peligros acuáticos.

La instauración de sistemas comunitarios supervisados de cuidado de los niños en edad preescolar puede reducir el riesgo de ahogamiento, amén de presentar otras ventajas contrastadas desde el punto de vista de la salud.

Otro enfoque para pensar la prevención es enseñar habilidades básicas de natación, seguridad acuática y rescate seguro a los niños en edad escolar. No obstante, es preciso poner el acento en la seguridad y encuadrar esta labor en un sistema global de gestión del riesgo que incluya un programa lectivo de seguridad probada, un área de instrucción segura, procesos de preselección y selección de los estudiantes y una proporción entre estudiantes e instructores que ofrezca garantías de seguridad. (DIB)

Comentarios:

Más noticias de sociedad:





Puerto
deshopping
tendencia
mily