Martínez, acusado de asesinar a Úrsula, ya tenía denuncias previas.

Otras mujeres de San Nicolás y de Zárate, lo habían denunciado por violencia de género. La víctima fatal también, aunque no sirvió de nada.