Economía »

Litoral Gas pidió un aumento del 20 % promedio.

25 enero 2022 - 06:55

La factura de gas de un usuario residencial con la tarifa plena tendrá un aumento promedio del 20% a partir de marzo próximo, si se acepta el pedido que presentó la distribuidora.

La factura de gas de un usuario residencial que pague la tarifa plena tendrá un aumento promedio del 20% a partir de marzo próximo, si se acepta el pedido que presentó la distribuidora Litoral Gas en la audiencia pública convocada por el Enargas para analizar los pedidos de aumento en el sector del transporte y distribución de este servicio.

En línea con las solicitudes presentadas por las diferentes distribuidoras del país, la empresa pidió ajustar el margen de distribución un 79%. Pero como esa prestación representa el 20% del costo final de la factura, el impacto en la boleta mensual de un usuario residencial sería de 20% promedio, es decir $ 293 por mes. Por otra parte, el 83% de ese universo está alcanzado por el régimen de zona fría, que contempla descuentos de entre 30% y 50%. En esos casos, pagarán $ 243 menos por mes que la tarifa vigente (-16%), si están alcanzados con la menor bonificación y $ 600 menos (-40%), por la mayor.

De aprobarse el nuevo esquema tarifario tal como lo pide la empresa, los usuarios pymes tendrían un aumento promedio de 32% en la factura mensual a partir de marzo, los de GNC 4% y los industriales 4%.

Según la propuesta, la factura promedio mensual de un usuario R23 que paga la tarifa plena pasaría de $ 1.491 a $ 1.784.

Litoral Gas presta servicios en Santa Fe y en siete partidos del Norte de Buenos Aires. Atiende a unos 750 mil usuarios.

El pedido realizado por el apoderado de la empresa, Carlos Lufft, estuvo en línea con los realizados por las distintas distribuidoras del país. Las empresas resaltaron los perjuicios ocasionados por el congelamiento de de tarifas desde el año 2019 frente al aumento de los costos.

Recordaron que en 2017 se había establecido un régimen de actualización de tarifas en base a ajustes semestrales vinculados a la evolución de índice mayorista, cuya aplicación se suspendió en 2019.

En 2020 se acordó avanzar en una nueva Revisión Tarifaria Integral, que debería estar lista en 2023. Mientras tanto, se habilitó a discutir aumentos de “transición” para garantizar “la normalidad en el funcionamiento del servicio”. Ese sistema dio lugar al aumento de junio del año pasado, que las empresas consideran muy por debajo de sus necesidades, y al ajuste que comenzó a discutirse ayer.

En ese marco, tanto transportadoras como distribuidoras reclamaron un “marco estable”.

De la audiencia pública participaron 108 oradores y oradoras. En este caso, se trataron los pedidos de las distribuidoras (Metrogas, Naturgy Ban. Litoral Gas, Gas Cuyana, Gasnor, Camuzzi Gas del Sur, Camuzzi Gas Pampeana, Gas del Centro, GasNea y Redengas) y de las transportadoras (Transportadora de Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte).

Guillermo Cánovas, en representación de TGN, solicitó un aumento transitorio en la tarifa de transporte del 87,4%, que representa entre 4,6% y 10,6% para el usuario final residencial según la zona del país. Y Rubén de Muria, de TGS, propuso un ajuste en dos etapas, con un aumento del 80% en la tarifa de transporte a partir de marzo y 25% a partir de septiembre. En la factura final, según el ejemplo que puso correspondiente a un consumo promedio en el Amba, el aumento sería de $ 38 por mes en la primera etapa y de $ 22 en la segunda.

Fuente: La Capital

Comentarios:

Más noticias de Economía:






Puerto
Beauty Rent
deshopping