sociedad »

Incluyendo sin palabras

25 agosto 2018 - 08:28

En San Nicolás la “Fundación Ser” enseña y prepara a personas sordas y con problemas de audición de manera solidaria y desinteresada

La Fundación Ser, presidida por Edith Rivero, lucha por la total y plena inclusión de las personas sordas, así se describen y para ello trabajan, como se dice popularmente «a pulmón», ya que no cuentan con subsidios ni espacio cedidos por el estado.

Nacieron tal como se los conoce hoy, el 12 de agosto de 2.016, aunque antes eran sede local de Effata.

Brindan talleres en los que albergan a chicos sordos e hipoacúsicos de San Nicolás y la zona (Villa Constitución, Ramallo, etc.). En la ciudad son la única institución que trabaja con esta discapacidad.

Una de las tareas más importantes que lleva adelante la institución, es la de brindar apoyo escolar gratuito y alfabetización a gente de todas las edades con problemas auditivos.

“Chicos”, como los llama Edhit, que van desde el año y medio hasta la adultez a los talleres de la fundación para aprender lo que deberían de enseñarles en la escuela primaria, cosas básicas como leer, escribir, matemáticas, entre otras.

“Somos conscientes de que si no trabajamos en la educación, las otras aéreas se ven afectadas”

¿Cómo podemos exigir una fuente de trabajo para ellos cuando no tienen las nociones básicas de matemáticas?, por eso es tan importante la educación”, dice Edhit en la entrevista y continúa:

“Al principio estaba yo sola, después fuimos capacitando a los propios alumnos que están en el curso de lengua de señas, hay profesionales, psicopedagogas, parte del equipo de voluntarios”.

“Cada vez son más los voluntarios y los chicos sordos que van llegando”

En el taller de alfabetización también se trabaja con gente sorda que tiene que enseñar algo a sus hijos y no tiene el conocimiento, entonces no pueden apoyarlos en su educación. “Los alumnos traen las carpetas de sus hijos y se les enseña esa tarea para que puedan colaborar con ellos o, directamente, vienen con sus hijos y juntos aprenden a resolver ese problema”.

Edith describe la amplitud del trabajo que realizan en esos talleres de alfabetización, a los que puede llamarse también, talleres de inclusión.

Cada jueves de 18 a 20 horas, Grávida les cede su espacio de Almafuerte 323, para que la Fundación Ser pueda trabajar, ya que ellos no tienen edificio propio ni alquilado.

La necesidad de un espacio:

Como suele pasar, habitualmente, para los políticos de todos los “colores” hay prioridades que, muchas veces, no son tan necesarias como brindarles un espacio a las personas que trabajan en la inclusión y el bien común.

Varios fueron los que en época electoral quedaron en promesas de un espacio físico para la Fundación Ser, finalmente, hoy siguen habitando en el lugar que les brinda la solidaridad. Por eso mismo, anhelan a poder conseguir un salón o casa para alquilar de manera particular, la fundación se solventa a través de eventos y de los Cursos de Lenguaje de Señas que brinda.

A los talleres de alfabetización acuden entre 25 y 30 personas incluyendo a chicos y grandes, es por ello que se dificulta también dictarlos en un lugar prestado. A principios de 2.018 la Municipalidad de San Nicolás les ofreció un salón ubicado en el barrio Juan XXIII, pero como cuenta Edith “Está muy deteriorado, quedaron en avisarnos cuando lo refaccionen”, ya casi a septiembre la Fundación Ser apela a poder acceder a un alquiler.

Quien desee colaborar con la Fundación Ser, puede contactarse a través de: Facebook, ER Funda Ser. Correo Electrónico, fundser@hotmail.com o vía telefónica al 3364221357

 

Comentarios:

Más noticias de sociedad: