Judicial »

Homicidio con tinte mafioso.

1 mayo 2020 - 13:34

A Fringes lo ultimaron de un golpe en la cabeza y, después de muerto, le dieron un escopetazo.

Las incógnitas en torno al homicidio de Matías Fringes comienzan a develarse, al menos, su forma de muerte ya no es un misterio.

Matías fue ultimado de un golpe fuerte en la cabeza, el cual fue propinado con un elemento contundente, luego de eso, le dispararon con una escopeta. Prensa Libre SN pudo saber que el golpe mortal le fue aplicado desde arriba en la zona frontal del cráneo, provocándole inmediatamente la muerte; seguidamente, cuando el cuerpo sin vida de “Pequeño” yacía tendido sobre el asiento trasero de su auto Chevrolet Corsa Classic de color blanco, le apoyaron una escopeta en el torax y le dispararon hacia la cabeza. La alta temperatura de la pólvora corriendo por el o los caños del arma larga, provocaron quemaduras en el pecho del fallecido y las municiones se alojaron en la garganta.


El avanzado estado de descomposición que presentaba el cuerpo cuando fue hallado, hizo sacar conclusiones inicialices apresuradas, pero el examen de autopsia preliminar determinó que aquello que los agentes policiales confundieron, en principio, con un corte en el cuello, finalmente era el disparo de escopeta.

El cuerpo de Fringes sufrió un proceso acelerado de descomposición debido al clima húmedo que se registró en la zona durante los días posteriores al homicidio, sumado esto al encierro del vehículo en el cual yació muerto durante 6 días.


En el habitáculo del Corsa fueron hallados varios elementos que terminan de confirmar que el móvil del homicidio no fue el robo, por ejemplo, se halló una suma que ascendería a los 100 mil pesos, dinero que se encontraba en el interior de un sobre de papel madera; además, en uno de los bolsillos del pantalón de Matías se hallaron $8.700, su DNI y su carnet de conducir, junto a estas pertenencias llevaba un pequeño trozo de papel con un nombre y apellido y una cifra, lo que aparentaba ser un pagaré de los prestamos que, según la propia familia del occiso, éste otorgaba.  Arriba del cuello de Fringes había una bolsa de color negro toda abollada y, sobre la cara, aunque no colocado, el cadáver tenía un barbijo. Además en el interior del Corsa se halló una balanza de precisión, pero no droga.

El crimen de “Pequeño”, que bien podría confundirse con cualquier escena de un film de narcos, de capos mafia, es real y ocurrió en San Nicolás. Ahora se busca determinar el quién y el porqué que antecedieron a este resultado sangriento.

La Dra. María Belén Baños lleva adelante la investigación del Homicidio, los encargados de la recolección de pruebas son los efectivos de la DDI San Nicolás. Si bien hubo algunos sospechosos señalados, la justicia hasta ahora no llegó muy lejos, al menos, con los nombres surgidos en la primera etapa de la investigación.

Nota relacionada:

https://www.prensalibresn.com/noticias/hallaron-sin-vida-a-matias-fringes/

Comentarios:

Más noticias de Judicial: