Cultura »

Día Mundial de las Legumbres.

10 febrero 2024 - 09:07

Esta efemérides busca generar conciencia sobre su importancia en el desarrollo agrícola y alimentario de las personas.

Las Naciones Unidas junto a la FAO, organismo dedicado a la alimentación y agricultura, ha ido promoviendo desde 2016 el consumo de legumbres. A partir de entonces, las arvejas, frijoles, garbanzos y demás leguminosas han ido adquiriendo protagonismo en las dietas a nivel mundial.

Este 2024, la efeméride se celebra bajo el lema “Las legumbres: nutrir suelos y a las personas”. La centralidad de las legumbres trasciende su carácter comestible: no solo aporta a la nutrición humana y animal y fortalecen la seguridad alimentaria y las salud en general. También desempeñan un rol central para la sostenibilidad ambiental.

Las legumbres enriquecen los suelos y fomentan la biodiversidad. Juego un papel crucial en el combate del cambio climático, de modo que es una pieza clave en la creación de un futuro alimentario saludable y sostenible para las próximas generaciones.

Ventajas del cultivo y consumo de legumbres

Las legumbres tienen múltiples beneficios tanto para el desarrollo agrícola como alimentario de las personas:

Alto valor nutritivo: las legumbres son muy ricas en proteínas, por lo que permiten a las personas de bajos recursos que no tengan acceso constante al consumo de carne, lácteos o huevos logren consumir proteínas vegetales. Además, son bajas en grasa y ricas en fibras. Eso permite reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre y, así, prevenir enfermedades no trasmisibles como la diabetes, la obesidad o problemas cardiovasculares.

Promueve la seguridad alimentaria: sus cultivos suelen ser abundantes por lo que un agricultor puede vender parte de su cosecha y consumirla, lo que garantiza la seguridad alimentaria de la comunidad y su familia. Además, este tipo de cultivos ayuda a fijar el nitrógeno atmosférico en la tierra, contribuyendo a su recuperación.

Mitiga el cambio climático: Las legumbres ayudan a recuperar los nutrientes del suelo de forma natural. De este modo, se evita el uso de fertilizantes químicos que puedan expulsar gases de efecto invernadero al ambiente y tengan efecto sobre el cambio climático y el calentamiento global.

Comentarios:

Más noticias de Cultura:





Puerto

tendencia
mily
Petroni
Senado