Regionales »

Banda «narco» detenida en San Pedro.

30 noviembre 2017 - 11:31

Tras nueve meses de investigación y 13 allanamientos los detenidos fueron trasladados a San Nicolás.

Casi nueve meses de investigación de la Fiscalía N° 1 de San Nicolás, tematizada en comercialización de estupefacientes y a cargo del Fiscal Patricio Múgica Díaz, derivaron en 13 allanamientos en los que apresaron a ocho personas acusadas de formar parte de una banda que vendía drogas.

El operativo tuvo lugar entre el viernes por la noche y el sábado por la madrugada, Comenzaron, al igual que la investigación, en un bar ubicado en San Lorenzo y Bajada de Chaves, en el barrio El Amanacer, considerado «base de operaciones» de lo que la Justicia denomina «la banda de la familia Villarruel».

De los siete detenidos -hay además un liberado- en los 13 allanamientos, tres forman parte de esa familia y están sindicados como los cabecillas del grupo.

Los detenidos fueron trasladados desde San Pedro a San Nicolás sin pasar por dependencias policiales locales.

Los detenidos son Stella Maris Villarruel, de 46 años, domiciliada en San Lorenzo 2260; su hermano César “Chino” Villarruel, de 38 –que salió de la cárcel el año pasado tras estar detenido dos años acusado de un homicidio del que luego fue absuelto–, con domicilio en Saavedra ; el hijo de Stella Maris, Sergio Ariel Sosa (30), señalado como el proveedor, con domicilio en Loma Hermosa, partido de San Martín, en el conurbano bonaerense.

También la pareja de Stella Villarruel, Agustín Daniel Gómez, de 21 años, nacido en La Matanza y domiciliado en Alvarado 1270 son los detenidos de la banda que forman parte de la red familiar, a la que debe sumarse a Nelson Moises Benítez, de 32 años, domiciliado en Güemes 1407, quien fue apresado en calidad de aprehendido.

A ellos, se suman otros tres detenidos, todos acusados del mismo deito: fomar parte de una banda dedicada a la venta de drogas en la ciudad. Son Leonel Albanese, de 20 años (Liniers 516); y Federico Raúl Confortola, de 32 (Ruiz Moreno 565).

En la causa hay horas de escuchas telefónicas en las que aparecen todos los involucrados y en cuyas conversaciones hablan sin pruritos acerca de los cargamentos, las deudas, el tipo de drogas que distribuye cada uno, etc.

Si las sospechas que se desprendieron de las propias comunicaciones entre los detenidos se confirman, el Fiscal Patricio Múgica Díaz estaría en condiciones de desentrañar una importante red de contactos que habrían oficiado de protección de las andanzas de esta banda de dealers y que alcanzaría a diversos sectores del poder político, policial y judicial.

Aunque lo secuestrado en cuanto a cantidad de drogas no fue mucho -alrededor de 40 gramos de cocaína-, los allanamientos llegaron con las órdenes de detención ya dictadas por el Juzgado de Garantías, puesto que en las escuchas telefónicas estaba acreditado el delito de venta de estupefacientes

Fuente: La Opinión.

Comentarios:

Más noticias de Regionales: