Cultura »

9 de Julio

9 julio 2017 - 11:05

“Independientes de toda dominación extranjera”

por Javier Tisera

“Todas nuestras naciones nacieron mentidas. La independencia renegó de quienes, peleando por ella, se habían jugado la vida; y las mujeres, los analfabetos, los pobres, los indios y los negros no fueron invitados a la fiesta. Aconsejo echar un vistazo a nuestras primeras Constituciones, que dieron prestigio legal a esa mutilación. Las Cartas Magnas otorgaron el derecho de ciudadanía a los pocos que podían comprarlo. Los demás, y las demás, siguieron siendo invisibles.”. Eduardo Galeano.

La independencia para muchos sectores populares en América del Sur; es una tarea por hacer; lo dijo hasta el último instante de su vida Bolivar. Simón Rodríguez en el siglo XIX explicaba que todavía no éramos libres porque no somos dueños de nosotros mismos. Este maestro le reclamaba a la oligarquía sudamericana que “ustedes que copian todo lo que viene de Estados Unidos o de Francia por qué no les copian la originalidad; la capacidad de crear e inventar. Para ser capaces de sentirnos independientes debemos caminar con nuestras propias piernas, de pensar con nuestras propias cabezas y sentir con los corazones que tenemos.

El propio libertador San Martín  antes de la batalla de Chacabucho en su arenga expresó el espíritu de la independencia: Soldados, se me llena el corazón al ver a tantos guerreros dispuestos, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos recordarán este momento con orgullo, porque les dejaremos una tierra digna de ser vivida. Donde puedan sembrar, crecer y prosperar, libres de toda cadena, donde cada hombre pueda decidir su destino sin importar su color, su linaje, su procedencia. Porque todos somos iguales ante el Supremo, así como somos iguales ante la muerte, porque cualquier hijo de mujer merece ser libre de una vez y para siempre. ¡Seamos libres, que lo demás no importa nada!

A partir de las guerras de la Independencia, si bien emergió una clase criolla que luego de liquidar a la aristocracia peninsular heredó su poder, esas mismas guerras también permitieron que surgieran otros grupos, ‘carne de cañón’, en las gestas libertarias, que cada vez presentaban mayor resistencia a “trabajar siempre, para satisfacer escasamente sus pocas necesidades y con exceso las muchas de sus amos”. En el análisis de las Sociedades Americanas, Rodríguez decía: “Églogas, Idilios, Villancetes, para las bibliotecas de los señores. Crasísima ignorancia, hambre y grosería en las chozas de los siervos”. “No hay una providencia que nos haya dividido en amos y esclavos”

La situación post-independentista tampoco había logrado resolver otro género de limitaciones heredadas de la Colonia pues, prácticamente, a década y media de la declaración de independencia de nuestros pueblos, éramos independientes pero no libres. “Somos ‘independientes’, pero no ‘libres’…, dueños del ‘suelo’, pero no de ‘nosotros mismos’. Las preocupaciones políticas que nos dominan, no caducarán como muchos lo esperan; al contrario: persisten al lado de las Ideas Liberales, las harán bastardear. Otras fuerzas que las que empleamos para ‘emanciparnos’, debemos emplear para ‘liberarnos’… las de la Razón. Contra los soldados del Rey peleamos con las manos, contra las preocupaciones hemos de pelear con la cabeza, seguros de que, los errores más febles se burlan de las balas, y los más robustos tiemblan!… al ver asomar la verdad, ésta se arma con plumas, en lugar de fusiles”.

El formalismo constitucionalista del siglo XIX, fue incapaz de generar una solución funcional que posibilitase al país dar pasos adelante en la realización de sus ‘sueños’ de libertad, sino que, además, supo considerar la utilización que determinados grupos hacían de dicho formalismo para el mantenimiento de sus privilegios.

Por lo que cada vez está más presente que para la segunda independencia; ésa que tiene que abrazar a los sectores más postergados, se debe sustentar no sólo en pansóficos liberales sino en acciones económicas y sociales que hagan que los argentinos no se sientan extranjeros en su propia tierra. Y que sus clases dirigentes, que surgen de sus propias entrañas, sean representativas de sus aspiraciones de emancipación de las potencias extranjeras y del colonialismo del siglo XXI.

Comentarios:

Más noticias de Cultura:

Santo del día.

24 julio 2021 - 08:59

Santa del día

23 julio 2021 - 09:24

Santa del día.

22 julio 2021 - 07:30

Santo del día.

21 julio 2021 - 07:50

Santo del día.

20 julio 2021 - 08:40

Santas del día.

19 julio 2021 - 09:44

Santo del día.

18 julio 2021 - 10:31

Santo del día

17 julio 2021 - 11:26