Judicial »

Jardín Belén, la causa fue elevada a juicio.

23 septiembre 2020 - 12:53

Se decidirá la culpabilidad o inocencia de los tres imputados: María Rubíes, preceptora; Anselmo Ojeda, portero y Tulio Matiussi, ex cura, irán a juicio por “abuso sexual agravado” hacia niños de entre 4 y 5 años.

Una causa que conmovió a la opinión pública de todo el norte de la provincia de Buenos Aires fue elevada a juicio, se trata de la conocida popularmente como “Jardín Belén”, en la cual se investiga la presunta comisión de abusos sexuales a niños de entre 4 y 5 años en las propias instalaciones de la entidad educativa de San Pedro. Los imputados son la preceptora María Rubíes, el portero Anselmo Ojeda y el ex cura Tulio Matiussi, todos ellos mencionados por la totalidad o, al menos, algunos de los niños y niñas victimas.

Tanto la representación legal de las victimas a cargo del Dr. Ariel Fusco como la Fiscalía del Dr. Hernán Granda, aportaron elementos de prueba para sostener las imputaciones de los tres acusados y así si fue que, una vez recolectado todo el material presentado también por las defensas se elevó la causa a juicio:



RESUELVE: “Elevar la presente I.P.P. nº 16- 01-004029-17 a JUICIO, encontrándose justificada la existencia de los delitos de ABUSO SEXUAL AGRAVADO, en los términos del art. 119 primer párrafo y cuarto párrafo inc. b, en relación al quinto párrafo del mismo articulado, del Código Penal; en relación a Tulio Alejandro Matiussi por ser considerado ministro de culto y en relación a Arnaldo Anselmo Ojeda y María Luna Rubies por su calidad de guardadores, por existir elementos de convicción suficientes e indicios vehementes para sostener que son probable autores penalmente responsables de los delitos que se investigan.

NOTIFÍQUESE, REGÍSTRESE, y ELÉVESE a JUICIO.”



La prueba:

En la investigación penal preparatoria (IPP) se aportaron distintos elementos de prueba que avalan la existencia de abusos sexuales hacia las víctimas, lo que se buscará determinar en el juicio, es quién o quiénes perpetraron dichos vejámenes.

Los abusos, según aportan a la IPP la fiscalía y la querella, habrían sido perpetrados en los baños, en la sala y partes comunes como la cocina, patio y zoom de la institución educativa, así también en la Iglesia San Roque, contigua al Jardín Belén.

Los menores “presentan conocimientos sexuales que exceden los esperados para su edad” como así también, en varios casos, “lesiones genitales”, lo que se desprendió de las pericias psicológicas y medicas a las que fueron sometidos, en las cuales se pudo determinar que  “todos los niños presentan indicadores de ASI (abuso sexual infantil), siendo concluyentes las peritos en indicar la espontaneidad y veracidad de los relatos, lo que en correlación con lo expresado por los menores en cámara Gessel”, fue aportado como material de prueba a la IPP.



El Juez expresó en la confirmación de elevación a juicio que: “Asimismo considero que debe mantenerse el otro agravante en cuanto a la calidad de Guardador de Ojeda y Ministro de culto de Mattiusi, ya que los mencionados en ejercicio de sus funciones, mantenían contacto con los menores y debían velar por su bienestar y cuidado.-

Valorar como agravantes del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por ministro de culto (art. 119 párr. 3° y 4°, inc. b del C.P.), que el sujeto activo es obispo de la iglesia, la intimidación utilizada contra la víctima menor, el haber intentado la penetración por vía anal y su consiguiente lesión; como así también la extensión del daño causado y la utilización de las instalaciones de la iglesia para llevar a cabo el hecho, implica una doble valoración prohibida de la sanción…



Que en relación a la Sra. Rubies, si bien la misma no es nombrada por la totalidad de los menores, no menos cierto es que alguno de ellos la mencionan por su nombre y otros por su característica física, no pudiendo ser desvinculada de la investigación en la etapa que atravesamos.

Por último he de desechar los testimonios que avalan las versiones de los encausados, atento que los mismos no fueron testigos de hecho alguno a lo que debe adunarse que no cuentan con conocimientos específicos a fin de dilucidar situaciones de abuso sexual infantil”, reza el escrito judicial.



Ahora solo resta aguardar que se de conocer la fecha y la modalidad en la que se celebrará el juicio.

Nota relacionada:

Jardín Belén: El único detenido recuperará la libertad

Comentarios:

Más noticias de Judicial: