sociedad »

“Ella me hizo una denuncia falsa”.

20 noviembre 2020 - 09:52

Cobijó a sus sobrinos luego de que los jóvenes acusaran a su padre de “Abuso sexual” y a su madre de encubrirlo; ahora le allanaron la casa por “Robo agravado por efracción”.

Cualquier nicoleño que siga cotidianamente las noticias locales conoce a Guillermo Devito, el hombre que se hizo cargo de sus sobrinos luego de que ellos acusaran a su padre de abuso sexual agravado hace algunos meses.

Guillermo cobijó a los jóvenes en su casa y los acompañó en toda la tramitación legal, logrando que luego de las pericias y el avance de la causa, Roberto Devito quede detenido el pasado viernes 30 de octubre por el abuso sexual reiterado al menor de sus hijos que hoy tiene 12 años.



Recordemos que desde el principio se señaló el presunto encubrimiento de la madre de los jóvenes quién, según algunas versiones siguió con su marido hasta el momento que fue detenido por la DDI en una finca de Empalme. Días pasados la mujer que no cooperó en el proceso contra su esposo y a favor de sus hijos, radicó una denuncia en contra de su cuñado Guillermo por el presunto robo de una netbook y el hombre que cobijó a los tres jóvenes y que aun está a cargo del menor de sus sobrinos, fue acusado de “Robo agravado por efracción”.

Por esta denuncia Guillermo padeció un allanamiento en su casa de Av. Álvarez el pasado martes y terminó aprehendido en la DDI hasta el miércoles que prestó declaración en sede judicial.



Prensa Libre SN dialogó con Guillermo y este contó que, “La computadora sí estaba en mí casa, pero la trajeron los chicos cuando fueron a buscar sus cosas con la Policía. Nosotros tenemos una lista de todo lo que ellos sacaron de la casa”, obviamente con la anuencia y consentimiento de la Justicia. Devito explicó que cuando sus dos sobrinos mayores quisieron sacar pertenencias de la casa de calle Entre Ríos al 100, la Justicia se los permitió y generó un inventario en el cual figura la computadora en cuestión. “No me revisaron ni rompieron nada porque cuando me dijeron lo que buscaban, les di la computadora y les dije porqué estaba en mi casa”, expresó el hombre en diálogo telefónico, haciendo referencia al cateo que llevó adelante la DDI el martes último en su domicilio.



Hoy día la situación de Guillermo es preocupante, está acusado de “Robo agravado por efracción”, debido a que su cuñada, madre de los jóvenes presuntamente abusados por su propio padre, lo sindica de ser un ladrón. Los más grandes de los chicos se fueron días pasados con su mamá, quién no está imputada de ningún cargo y denunció a su esposo por “Violencia de género”, cuestión esta que pudo haberla ayudado a deslindarse de los graves cargos que pesan contra el padre de sus hijos.

Hoy día Guillermo sigue estando a cargo del menor de sus sobrinos y los dos más grandes se fueron esta semana con su madre a vivir a la casa de calle Entre Ríos al 100, de la cual había tenido que irse junto a su esposo debido al repudio generalizado de los vecinos y hasta un masivo escrache.



Habrá que ver de qué manera avanza la causa que pesa contra Guillermo Debito. Este medio ayer dialogó con fuentes judiciales y expresaron que “hay que evaluar el material probatorio”. La próxima semana el Dr. Leveratto, fiscal a cargo de la UFI que lleva el proceso de “Robo agravado por efracción”, retoma su cargo luego de una licencia y será el encargado de resolver la situación procesal del hombre que cobijó a sus sobrinos.

Comentarios:

Más noticias de sociedad: