Locales »

Crónica de un abuso sexual evitable

22 mayo 2017 - 19:09

La semana pasada ingresaba en la guardia del hospital, llevada por su madre y la pareja de esta, una niña de unos 9 años de edad, con un sangrado vaginal intenso.

Los médicos del hospital advirtieron la posible situación de abuso de la menor y dieron inmediato aviso a las autoridades. La Sra. Corolina Gallardo, madre de la nena, junto con el Sr. Pablo Fernández, pareja de Gallardo desde hace aproximadamente seis o siete años, no pudieron convencer a los médicos y a la policía, en sus dichos de un supuesto golpe de la niña cuando andaba en bicicleta. Por esta razón, la Fiscalía en turno, dio la orden de detener a Gallardo y a Fernández. Estos permanecen detenidos en la actualidad, ella acusada de encubrimiento y él de abuso sexual con acceso carnal.

Abuso crónico

En el año 2013, el padre de la menor, denunció en la justicia que su hija de seis años de edad, le había contado a su abuela, que Fernández la había tocado en tus partes íntimas.

En charlas informales, algunos médicos, teniendo en vista lo sucedido la semana pasada, dedujeron que este tipo de delito sexual, cuando las víctimas son niños, el abuso es crónico, o sea, de muchos años.

Lo evitable

El 14 de octubre de 2013, el papá de la víctima radicó una primera denuncia, en la Comisaría de la Mujer y la Familia,  por los relatos de la niña, que en ese entonces tenía seis años. La pequeña, primero le contó a su abuela paterna, y ésta, prefirió que su nieta hablara directamente con su papá. Textualmente, según consta en la denuncia, la victima narró y representó físicamente como “Piter”, como mencionaba a Fernández, metía su mano por debajo del pantalón y le tocaba la cola, y además, pudo contar que era golpeada cuando el acusado se enojaba.

La acusación por “Abuso sexual agravado” que pesaba sobre Fernández en el año 2013 fue desestimada por la UFI Nº 4 y la causa Nº 11462/13 fue archivada un año después, mas precisamente en abril de 2014.

A partir de los hechos alarmantes, el padre de la nena en Febrero de 2014, solicitó al Juzgado de Familia Nº 2 la tenencia de la menor, pedido que fue rechazado. La justicia resolvió que la nena debía permanecer con su madre.

A pesar de todo esto, no hubo un seguimiento por parte de la Justicia para resguardar a la menor. Al momento de la investigación, los mecanismos judiciales no detectaron abuso. Desde “Prensa Libre”, no podemos afirmar la naturaleza del fracaso en esta investigación, lo que si sabemos, es que los mecanismos utilizados para detectar el delito, fracasaron.

El horror

Prensa Libre dialogó con parte de la familia paterna de la víctima. El relato fue crudo, al punto de las lágrimas del equipo periodístico. El abuso sexual con acceso carnal, produjo un sangrado intenso tanto vía vaginal como anal en la nena, por esta razón, debió ser suturada en forma considerable por los desgarros internos.

Mientras era llevada para recibir atención médica, Carolina Gallardo, medre de la niña, le dijo a su hija: “por esto te puedo perder”, “no me di cuenta lo que estaba pasando”.

Tengamos en cuenta que el primer relato tanto de Gallardo como de Fernández, fue que la nena, se produjo estas heridas cuando se cayó de la bicicleta.

Comentarios:

Más noticias de Locales:



Cargando...