Apuntando a la policía

Lo que podría haber terminado en un hecho de sangre, afortunadamente, no fue así.