Judicial »

Allanaron la UP3 por narcotráfico

10 noviembre 2018 - 18:00

Hay un penitenciario detenido por “tranza”. Por orden de la Dra. Marcantonio, se revisó hasta el casillero del agente en la UP3

Durante las últimas horas por orden de la Dra. Marcantonio la Policía Federal allanó, al menos, tres direcciones, entre ellas la misma cárcel de San Nicolás.

Allí un agente con personal a cargo, Nicolás Bonarrigo, está sospechado de vender estupefacientes a los internos y también en un club social por fuera de la cárcel.

El agente Bonarrigo, sería el encargado de los pabellones, por lo que tendría rango de oficial.

Como detalle exclusivo Prensa Libre SN puede contar que habría sido revisado hasta el propio casillero del sospechoso en el penal, pero allí, al momento de la requisa, no se habría encontrado nada.

Hasta el momento no se tendría probada la venta de drogas por parte de Bonarrigo dentro de la cárcel, pero la sospecha seguiría firme.

Tres personas fueron detenidas, Bonarrigo, su pareja y otro sujeto domiciliado en calle Brasil al 350 aprox.

Los allanamientos se llevaron a cabo en la UP 3, dos domicilios en la calle Brasil al 350 y por calle Alvear.

Tal estarían indicando los hechos la droga que circula dentro de las cárceles no sería ingresada solo por las visitas, como se presume en esta investigación, ésta sería una banda mixta integrada por civiles y, al menos, un agente penitenciario…


Información completa:

En el marco de una investigación iniciada el 25 de Julio de éste año, a raíz de un  llamado anónimo que se efectúo a la Delegación San Nicolás de la Policía Federal Argentina, en donde se daba cuenta que NICOLÁS BONARRIGO, un agente del Servicio Penitenciario Bonaerense, quién cumple funciones en la Unidad Penal III de San Nicolás, desde hace 12 años, siendo actualmente encargado de pabellones, comercializaba estupefacientes, puntualmente COCAÍNA. Inmediatamente tomó intervención la U.F.I. 1°, a cargo de la Agente Fiscal Dra. MARÍA VERÓNICA MARCANTONIO, quién encomendó a los instructores judiciales a su cargo, que de manera conjunta, con los efectivos de la Brigada de Investigaciones y de la  Policía Federal Argentina, realizaran las tareas de investigación.

Luego de una ardua investigación que incluyó distintas diligencias probatorias, que fueron ordenadas por la Agente Fiscal, se logró colectar una importante cantidad de pruebas, que permitieron determinar que NICOLÁS BONARRIGO, tendía como cómplice en su presunta actividad ilícita, a su pareja MARÍA FLORENCIA DOTTA.

También en el devenir de la investigación, Policía Federal San Nicolás, logró determinar que una tercera persona, estaría involucrada con la pareja BONARRIGO – DOTTA, en la venta de drogas, lográndose establecer que se trataba de JULIO FERNANDO TISSERA, quién compartiría y se repartiría la cartera de clientes del Agente Penitenciario.

En el desarrollo de la investigación, para la fiscalía, se logró comprobar que todos los involucrados, comercializaban COCAÍNA, desde el interior de sus propios domicilios y también bajo la modalidad de “Delivery”, pactando previamente con sus clientes la cantidad, precio, lugar y hora de los lugares en donde efectuaban sus encuentros, “transacciones”;.

Asimismo, se logró establecer que NICOLÁS BONARRIGO, comercializaba LA COCAÍNA en el interior del Club El Fortín, y en sus inmediaciones. Todo el cúmulo de pruebas obtenidas, permitió que el Juzgado de Garantías N°: 3 , a cargo de la Jueza Dra. María Eugenia Maiztegui, haga lugar al pedido de la Fiscal Dra. María Verónica Marcantonio, y libre las órdenes de DETENCIÓN y allanamientos de los domicilios de los investigados.-

Las detenciones y allanamientos.-

En la noche del viernes 09 de Noviembre de 2018, se efectuaron allanamientos por parte de los efectivos de la Policía Federal Argentina San Nicolás, quienes de manera conjunta con personal policial de la Delegación Departamental de Investigaciones y Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado San Nicolás, y bajo la supervisación del Ayudante Fiscal de Drogas y varios funcionarios judiciales, irrumpieron en los domicilios de calle Alvear N° 620, dónde residen NICOLÁS BONARRIGO y su pareja MARÍA FLORENCIA DOTTA; Brasil 351, residencia de JULIO FERNANDO TISSERA y Savio 1072 Unidad Penal III de San Nicolás, domicilio laboral de BANARRIGO, procediéndose a hacer efectiva la DETENCIÓN de los tres investigados en el interior de sus domicilios y con la presencia del Director de dicha institución carcelaria, se requisó el casillero personal del agente penitenciario, se secuestró documentación que acredita su actividad laboral.

Las medidas judiciales realizadas arrojaron un exitoso resultado, lográndose secuestrar en poder de los DETENIDOS, y del interior de sus domicilios, numerosas dosis de COCAÍNA, fraccionada y listas para su venta, balanzas de precisión, recortes de nylón para envolver las drogas, material de estiramiento ( 16 cajas de 10 blister cada una de Amoxicilina), tijeras, precintos para cerrar las bolsitas individualmente, y demás elementos para fraccionar, estirar y acondicionar la droga, se logró secuestrar una importante cantidad de dinero en efectivo, agendas y cuadernos en donde se encontraban consignados los nombres y los montos que pagan los compradores de cocaína.

Además de la detenciones practicadas y de los numerosos elementos secuestrados en los domicilios, el día sábado se les recepcionó en sede de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1, a los imputados, declaración indagatoria, en relación al delito de comercialización de estupefacientes y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (Infracción a la Ley 23.737).

En particular a Nicolás Bonarrigo, se le imputó la figura agravada. Siendo el fundamento de la agravante su calidad de funcionario público encargado de la prevención de este tipo de delitos, ya que es su deber evitar que se vendan estupefacientes y su obligación denunciar e investigar a quienes lo hagan.

Este tipo de conductas reprochables, en quien tiene el deber de defender y tutelar los intereses de la sociedad, deben ser castigadas con las penas (de 6 a 20 años de prisión) que regula la normativa legal de aplicación y también con la separación del cargo de la fuerza en que se desempeñe el funcionario.

Y en este caso, Bonarrigo pasó de ser un funcionario encargado de la prevención de estas conductas delictivas, a ser un individuo que está fuertemente sospechado de cometer uno de los delitos que más afectan la salud de millones de personas a nivel mundial.

La Agente Fiscal Dra. María Verónica Marcantonio, una vez más, destaca el compromiso de todos los estamentos gubernamentales y no gubernamentales, en la lucha, contra este flagelo que afecta en especial a los jóvenes de nuestra sociedad.-

 

Ampliaremos

Comentarios:

Más noticias de Judicial: